Pollo al limón: las recetas

Prepara tu receta de pollo al limón

Pollo al limón al ajo

Una de las características que tienen prácticamente todas las recetas es que son susceptibles de cambios y podemos tanto agregar como quitar o cambiar los ingredientes, para así hacerla más completas, ligeras o personalizarlas a nuestro gusto.

Esto mismo ocurre con la receta de pastel de cabracho o la tradicional receta de pollo al limón, la cual podemos adaptar por completo a nuestros gustos y hacer elaboraciones como la que os traemos en esta entrada, un plato ideal para los amantes de los sabores fuertes. Os vamos a enseñar a hacer pollo al limón al ajo.

Pollo al limón al ajo

Para preparar este plato necesitaréis estos ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo de tamaño grande, limpias, desgrasadas y sin huesos.
  • 3 cucharadas de mantequilla.
  • 4 dientes de ajo.
  • El zumo de un limón recién exprimido.
  • 2 cucharaditas de pimienta negra recién molida.
  • 1 1/2 cucharaditas de sal.

Modo de elaboración

Comenzaremos pelando los dientes de ajo y picándolos muy finos. Para hacerlo más rápido y para que no nos quede el olor de los ajos en las manos, podemos utilizar un picador de ajo.

Derretiremos la mantequilla en una sartén a fuego medio-alto. Sazonaremos el pollo, le echaremos la pimienta y lo pondremos en la sartén con la mantequilla completamente derretida. Lo dejaremos cocinar dándole la vuelta a las pechugas con frecuencia.

Debemos dejarlas doradas por ambos lados, lo que tardará aproximadamente unos 5 minutos. Echaremos la mitad del ajo que tenemos picado por un lado y después, cuando le demos la vuelta a las pechugas, echaremos el resto del ajo.

Debemos procurar que el ajo no se nos queme, por ello hay que bajar a fuego medio y dar la vuelta a las pechugas cada poco. Después añadiremos el zumo del limón sobre cada lado del pollo y cocinaremos hasta que no esté rosado, para lo que tendremos que hacer un corte con el cuchillo y comprobarlo.

Cuando estén listas, ya podemos servirlas directamente y disfrutar de ese delicioso sabor que aporta el ajo con el limón en el pollo.

Consejos

Es muy importante controlar que el ajo no se queme porque amarga. Si vemos que esto sucede, con una cuchara retiraremos el ajo demasiado tostado para que no interfiera en el sabor de la receta.

Lo mismo sucede con la mantequilla, no debemos dejar que se queme para que no arruine el sabor del plato, por lo que hay que tener bastante concentración al preparar el pollo, pero el resultado es verdaderamente delicioso.

Podemos acompañar de patatas gajo, puré de patatas, brócoli o espinacas y decorar con un poco de cebolla de verdeo o cebollino si queremos.

Una buena sugerencia para hacer de segundo plato es esta receta para thermomix de unos estupendos canelones.