Pollo al limón: las recetas

Prepara tu receta de pollo al limón

Pollo al limón con salsa de champiñones

Normalmente las recetas el pollo al limón no suelen ir acompañadas de ninguna otra salsa que no sea la que proporciona el propio pollo y sus ingredientes en el horno, aunque en esta entrada queremos ofrecerte algo completamente diferente.

Queremos compartir contigo la receta del pollo al limón con salsa de champiñones, con lo que sorprenderás a los tuyos con este auténtico festival de sabores en la boca.

Pollo al limón con salsa de champiñones

Para preparar este plato necesitarás estos ingredientes:

  • 3 pechugas de pollo limpias, desgrasadas y sin huesos.
  • 1 Limón.
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • 1/4 taza de mantequilla.
  • 3 tazas de champiñones frescos laminados.
  • 2 cucharadas de harina.
  • 1/2 taza de caldo de pollo (quizá podamos necesitar más)
  • 1 cucharada de perejil fresco picado
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Modo de elaboración

Lo primero de todo es precalentar el horno a 200 grados y después ya podremos ir preparándolo todo. Comenzaremos echando el aceite de oliva en una fuente apta para horno y engrasar las pechugas por cada lado, intentando cubrirlas por todos los rincones.

Exprimiremos el jugo de medio limón sobre las pechugas, salpimentaremos al gusto, cortaremos el resto del limón y colocaremos una rodaja sobre cada una de ellas. Las meteremos en el horno unos 30 o 40 minutos hasta que el interior no esté rosado (tendremos que hacer un corte para comprobarlo).

Derretiremos la mantequilla en una sartén a fuego medio, añadiremos los champiñones y los haremos hasta que adquieran un color tostado y el líquido se haya evaporado un poco, proceso que nos llevará unos 6 minutos aproximadamente.

Espolvorearemos la harina sobre los champiñones y después añadiremos la media taza de caldo de pollo. Dejaremos que la salsa reduzca y espese un poco.

Si vemos que espesa demasiado echaremos más caldo de pollo hasta conseguir la textura que queramos.

Añadiremos el perejil fresco en el último momento y esa salsa la verteremos sobre las pechugas de pollo que están en el horno y lo dejaremos durante un par de minutos antes de sacar y emplatar.

Consejos

El caldo de pollo si es casero será mucho mejor, dará un buen sabor a las pechugas y a la salsa. Además siempre será mejor que la salsa de champiñones no sea demasiado espesa, debemos procurar que sea ligera, porque buscamos un equilibrio entre los sabores y no queremos que haya uno protagonista únicamente.

Se puede añadir pisto a esta receta como guarnición. Prueba esta receta pisto fácil.