Pollo al limón: las recetas

Prepara tu receta de pollo al limón

Pollo al limón en sopa de arroz

Cuando hablamos de pollo al limón, solemos pensar en ese delicioso plato de pollo con la piel dorada y esa combinación de sabores donde destaca el cítrico, pero hay muchas otras formas de comer pollo al limón como la que os vamos a enseñar en esta entrada.

Se trata de una deliciosa sopa de arroz con pollo al limón, muy fácil de hacer y que seguro que no habéis probado antes.

Pollo al limón en sopa de arroz

Para su elaboración necesitaremos:

  • 1 pechuga de pollo grande, limpia de grasa y sin piel.
  • 1 taza de arroz blanco de grano largo.
  • 7 tazas de caldo de pollo bajo en sal.
  • 3 huevos grandes.
  • 1/2 taza de zumo de limón recién exprimido.
  • Eneldo fresco picado (a discreción)
  • Sal gruesa y pimienta negra recién molida (también a discreción)

Modo de elaboración

En una cacerola mediana echaremos el caldo y el pollo y pasaremos de fuego bajo a fuego medio durante unos 15 minutos hasta que el pollo esté bien cocido. Dependiendo del tamaño de la pechuga puede llevar unos minutos más.

Cuando esté hecho, reservaremos el pollo en un plato y lo dejaremos reposar el tiempo suficiente como para que enfríe o para que lo podamos manejar sin quemarnos y entonces lo cortaremos en trozos pequeños.

El siguiente paso es llevar el caldo de nuevo al fuego, agregaremos el arroz y cocinaremos hasta que los granos estén tiernos, alrededor de unos 15 minutos. En ese momento echaremos el pollo a la olla.

Por otro lado, batiremos los huevos en un bol y mezclaremos con el zumo de limón y sin dejar de remover echaremos lentamente una taza del caldo caliente (solo caldo) en la mezcla del huevo y lo batiremos hasta que quede homogéneo.

Después lo verteremos en la sopa, la cual sazonaremos con sal y pimienta al gusto, lo removeremos para que se mezclen bien los sabores durante unos minutos y serviremos en un plato o en un bol para sopa adornado con pimienta y eneldo.

Consejos

Aunque en el mercado podemos encontrar caldos en brik de muy buena calidad, lo más recomendable es hacer el caldo en casa con un buen esqueleto de pollo, saldrá mucho mejor y podremos aprovechar el resto del pollo para otras preparaciones culinarias.

Es ideal para utilizar como primer plato o como plato único dado que es bastante consistente. En este caso no necesita ninguna clase de acompañamiento porque estamos hablando de una sopa muy completa.

¿Quieres más recetas? Te enseñamos cómo se hace la crema pastelera de la manera más sencilla.